RELICARIO 3 Reliquias en cruz de metal.

01

Fr.   NATALIS   GABRIEL   MORIONDO   O.  P.

 DEI   ET  APOSTOLICAE   SEDIS   GRATIA

          EPISCOPUS CASERTANUS

Universis, et singulis praesentes litteras inspecturis fidem facimus, et attestamur, quod Nos ad majorem Omnipotentis Dei gloriam, et suorum Sanctorum venerationem recognovimus sacras particulas ex OSSIBUS —————————— S. FRANCISCI SALES EPS. CONF. ET ECEL. DOCT. = S. PETRI MART. ORD. PRAED.————————————- B. IMELDAE DE LAMBERTINIS VIRG. EJUSDEM ORDINIS ————————————————————————— quas ex authenticis locis extractas, reverenter collocavimus in theca ex METALLO IN FORMA CRUCIS —————— bene clausa, et funiculo serico coloris rubri interius colligata, ac sigillo nostro signata easque tradidimus cum facultate apud se retinendi, aliis donandi, et in quacumque Ecclesia, Oratorio, aut Cappella publica Fidelium venerationi exponendi.

In quorum fidem has litteras testimoniales manu nostra subscriptas, nostroque sigillo firmatas expedire mandavimus.

Datum ex aedibus nostri Episcopalis Palatii die    24 JULII 1938.

—————————————————————–

Fr.   NATALIS   GABRIEL    MORIONDO   O.  P.

POR LA GRACIA DE DIOS  Y DE LA IGLESIA

OBISPO  CASERTA

Para aquellos que lean la presente carta aseguramos de manera fidedigna que, para mayor gloria de Dios todopoderoso y para la veneración de sus santos reconocemos estas sagradas reliquias de los huesos de San Francisco de Sales, obispo y doctor de la iglesia, San Pedro Mártir de la orden de predicadores y la beata Imelda de Lambertinis de la misma orden….han sido extraídas de los lugares auténticos y  piadosamente colocadas en un receptáculo metálico en forma de cruz, bien cerrada, en tejido de seda roja, sellada con nuestro sello, con la posibilidad de guardar para ellos o darla a otros en exposición a los fieles en una iglesia, oratorio o cualquier otro lugar de veneración pública.

Como testigos de estos hechos ordenamos esta carta testimonial (certificado) firmada por nos o por nuestro representante la ordenamos expedir.

Fecha de salida de nuestro Palacio Episcopal: 24 de Julio de 1938.

 Fray Natale Gabriele Moriondo 1

FRAY  NATALE  GABRIELE  MORIONDO

Nacido en Torino el 17 Diciembre 1870. Ordenado sacerdote dominico el 5 de Agosto 1893. El 19 de Agosto de 1920 fue a Estambul como Vicario de su orden para las Misiones de Oriente. Ordenado obispo de Cuneo el 29 Junio de 1914. El 19 de Agosto de 1920 fue nombrado visitador Apostólico del Cáucaso. Regresa a Italia como obispo de Caserta el 19 de Mayo 1922. Consagrado Arzobispo de Sergiopoli el 1 de Junio 1943. Se retiro al convento de Racconigi donde murió el 3 de Enero 1946. (A los 76 años).

Dominico, fue obispo de Cuneo durante la Primera Guerra Mundial. Para el centenario de la diócesis de Cuneo, en 1917 promovió una colección de material para una historia religiosa de Cuneo.

Bibliografía:

Riberi A.M., I Vescovi di Cuneo, in “Il Dovere” maggio 1921, ora in “R.A.M. Repertorio di antiche memorie”, Primalpe, Cuneo 2006, pp. 1441-1442.

Ristorto M., Storia religiosa delle Valli Cuneesi – La Diocesi di Cuneo, Edizioni Diocesi di Cuneo, Borgo S. Dalmazzo, 1968, pp. 202-203.

Musso L., Profilo socio-religioso della Diocesi di Cuneo dal 1915 al 1922. Analisi delle Relazioni per le Visite pastorali, tesi di laurea, Università degli Studi di Torino,  Facoltà di Lettere e Filosofia, relatore: F. Traniello, a.a. 1983-84.

Pieta Z., Hierachia Catholica, vol. IX, Patavii, 2002, p. 148 nota Cuneen. 2.

Gazzola G.M. (a cura di), Repertorio del clero cuneese. Parte I: Vescovi e Parroci, Primalpe, Cuneo, 2012, p.34.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Fray Natale Gabriele Moriondo 2

Cartas pastorales, Cuneo (1914-1920):

  1. Primera Carta pastoral del P. Gabriele Natale Moriondo de la Orden de Predicadores de Cuneo al clero y al pueblo de la ciudad y la diócesis, Torino 9 Agosto 1914.

Intenciones y esperanzas del nuevo obispo. Deber de la instrucción en la fé y en la moral cristiana, de la que el obispo domina correctamente. La ignorancia de la verdad cristiana es uno de los mayores males de la sociedad moderna, “La llamada cuestión social está hoy más viva que nunca “, el obispo también promueve la piedad y el culto de Dios, para ser un generador de sacerdotes. Recomendaciones y oraciones.

  1. Carta de Cuaresma. Las enseñanzas de la guerra. Primera visita pastoral, Cuneo 19 Enero 1915.

La más grande y más bárbara guerra que el mundo haya visto. Frente a la actual guerra somos neutrales, y como católicos Italianos, la paz universal sólo puede surgir a partir de la presentación de toda la autoridad suprema de Dios Jesucristo y su iglesia, es vana la ilusión de la civilización, el progreso y la hermandad, la guerra es la mano de Dios que nos hiere y nos invita al arrepentimiento, muchos y muy graves fueron las faltas de la sociedad moderna, la esperanza en una guerra de liberación y retorno a Dios, la comodidad viene desde la posición neutra adoptada por Italia en la guerra mundial, Dios favorece a nuestro país y la preservar de la guerra porque en ella reside el vicario de Cristo, Benedicto XV misionero de la paz. Primera visita pastoral.

  1. Carta para la Cuaresma de la guerra, Cuneo 21 Febrero 1916.

No sólo la religión sino también el amor a la patria nos llaman a santificar la Cuaresma. La guerra ha propiciado un despertar consolador de la fe y la piedad, “La guerra con todos sus horrores es un castigo de Dios para todas las personas que son afectadas y por lo tanto un fuerte atractivo, “Si la guerra es justa, Dios quiere y quiere también sus consecuencias, los fallos que tenemos que llorar, la blasfemia y la pornografía, los actos de la penitencia: la oración, el ayuno, la limosna, haciendo que el deber de los buenos cristianos signifique ser buenos italianos. Disposiciones y advertencias.

  1. Carta para la Cuaresma. Nuestra primera visita pastoral. Impresiones y recuerdos, Cuneo 2 Febrero 1917.

Conclusión de la visita pastoral de dos años. Las procesiones impedidas por razones de seguridad. La distribución de los sacramentos y la gran participación de los fieles, el obispo señaló que en muchas parroquias los fieles no toman parte activa en las ceremonias, Responsabilidad derivada del sacramento de la Confirmación. Muchos cristianos viven hoy sin ideales ni ideales indignas de un cristiano y un hombre de 17 años, el obispo recomienda la oración y los sacramentos, los cementerios no están demasiado bien cuidados, especialmente en las montañas, algunas iglesias y capillas están poco decentes, y la mayoría de los sacerdotes de las parroquias de alta montaña viven en condiciones de miseria. Disposiciones y las comunicaciones del centenario de la diócesis, Declaración de las obras de la propagación de la fe, infancia santo y las escuelas del este.

  1. Carta para la Cuaresma. Hacer Pascua, Cuneo 25 Enero 1918.

Haciendo Pascua para entrar a vivir como verdaderos cristianos, la gran mayoría de los hombres no santifico más la parte, como patriotismo, por lo que la religión no puede ser puramente interior, la religión es un deber no sólo como individuos, sino social, la obligación de respetar las leyes de la iglesia en relación con el culto divino. Muchos cristianos han incumplido desde el tercer mandamiento, lo que obliga a ir a confesarse al menos una vez al año y para recibir la comunión en la Pascua, la razón es el comportamiento cobarde y el hábito de vivir en el pecado, disposiciones y las comunicaciones, Declaración de las obras de la propagación de la fe, la santa infancia y de las escuelas orientales.

  1. Carta para la Cuaresma. Hacer Pascua, Cuneo 16 Febrero 1919.

El obispo dirigió la misma invitación del año pasado, ya que se dio cuenta de que su apelación ha hecho incursiones en muchos Cristianos, el sacrificio de volver al confesionario para aquellos que siempre han descuidado la práctica, la confesión tiene origen divino y los pecadores deben admirar la bondad inefable de Jesucristo, la sabiduría de la Santa Cena es conceder la remisión de los pecados a través del remordimiento de conciencia, los efectos son la paz interior y la preservación contra la recaída del doble efecto de la confesión en el pensamiento de Contardo Ferrini. Disposiciones a las comunicaciones. Declaración de las obras de la propagación de la fe y de la infancia espiritual.

Fray Natale Gabriele Moriondo 3

  1. Carta para la Cuaresma. ¿Se puede ser socialista?, Cuneo 2 Febrero 1920.

El dolor de la procesión de los socialistas que han invadido las calles Cuneo, hasta ahora la diócesis había permanecido casi inmune a la plaga socialista, el carácter irreconciliable de las doctrinas socialistas con el Evangelio, las desigualdades sociales vienen de Dios, es necesario e inevitable, se les dio muchas desigualdades para expiar los pecados en un espíritu de humildad y penitencia, los socialistas son ateos, como los padres de sus teorías: Marx, Engels y Bebel que niegan las máximas fundamentales de la fe cristiana y quieren abolir el matrimonio como sacramento, cuando dicen que quieren revivir la suerte de los pobres, anunciar un compromiso que es también de los cristianos, pero los medios para lograrlo son inaceptables, en lugar de la armonía y la caridad los socialistas siguen el camino de la lucha de la clase, el derecho de propiedad privada, que los socialistas quieren abolir, es de origen divino, el régimen colectivista, como lo demuestra el caso de Rusia, los lleva a una guerra civil de 22 años, un cristiano, por lo tanto, no puede posiblemente ser Socialista, la Acción Católica es un baluarte y un protector contra la propagación del socialismo. Disposiciones y las comunicaciones. Declaración de las obras de la propagación de la fe y de la infancia espiritual.

……………………………………………………………………………………………………………….

San Francisco de Sales 3

SAN  FRANCISCO  DE  SALES

San Francisco de Sales (Sales, Saboya, 21 de Agosto de 1567 – Lyon, 28 de Diciembre de 1622) fue un santo y obispo de Ginebra. Tiene el título de Doctor de la Iglesia, es titular y patrono de la Familia Salesiana (fundada por Don Bosco) y también patrono de los escritores y periodistas. Nació en el Castillo de Sales, de familia noble; desde pequeño fue un gran seguidor de san Francisco de Asís; sus padres fueron Francisco de Sales de Boisy y Francisca de Sionnaz. A los 13 años viajó a París para estudiar con los jesuitas. Después estudió Derecho y Teología, primero en la Universidad de París y después en la de Padua. Deseaba ser sacerdote, pero se lo ocultó a su padre; sólo su madre y amigos íntimos lo sabían. Al terminar de estudiar, un acontecimiento ayudó a su ordenación: el canónigo de Sales, Luis de Sales, ayudado por el obispo de Ginebra, Claudio de Granier, hablaron con el Papa, quien lo nombró deán del capítulo de Ginebra. El nombramiento llegó de sorpresa para su padre, quien aceptó la ordenación, acaecida en 1593. A partir de ese momento, ejerció el sacerdocio con bastante trabajo y dedicación. Tomó como ejemplos de vida a san Francisco de Asís y a san Felipe Neri con lo que desarrolla una personalidad alegre, paciente y optimista. Sus inicios como sacerdote los ejerció entre los pobres.

En 1594, fue hacia la zona del Chablais dominada por calvinistas. En un inicio fue echado por los pobladores y tuvo que pasar temporadas viviendo en la intemperie y de manera rudimentaria, evitando dos intentos de asesinato e incluso ataques de lobos, pero su celo y trabajo empezaron a dar fruto. Debido a su carácter amable y paciente y a una propaganda hecha a mano y distribuida casa por casa, profunda en su contenido, refutando las ideas calvinistas, logró cautivar a los pobladores y convertirlos. Francisco de Sales resumió su labor a Juana de Chantal con esta frase: Yo he repetido con frecuencia que la mejor manera de predicar a los herejes es el amor, aun sin decir una sola palabra de refutación contra sus doctrinas. Su labor quedó manifestada con la visita del obispo Granier cuatro años más tarde cuando fue recibido por gran número de católicos, hecho que antes hubiera sido imposible. Los escritos de los que se sirvió fueron los que hicieron su primer libro de “Controversias” y revelaron el carácter de escritor de Francisco.

Su fama creció tanto por su virtud como por su sencillez. Fue nombrado obispo coadjutor de Ginebra; viajó a Francia y así llegó a hacerse amigo del secretario de Enrique IV, el cardenal de Bérulle, Antoine Deshayes, y del mismo Enrique IV, quien deseaba que Francisco se quedase allí, pero el santo rechazó la oferta volviendo a Ginebra (“prefiero a la esposa pobre”, dijo).

En 1602 el obispo Granier murió y Francisco tomó su lugar. Su estilo de vida y carácter cobraron mayor fama ya que se reveló como un gran organizador de su diócesis, llevando una vida austera y con suma preocupación por los pobres y por la formación de sus feligreses. Por ello empezó a escribir libros de manera sencilla que gustaron a todos. Consta, además, que perteneció a la Tercera Orden Mínima. Su encuentro con Juana de Chantal en 1604, acogiéndola como hija espiritual, dio como resultado la fundación de la Orden de la Visitación de Santa María, el 6 de junio de 1610, para mujeres jóvenes y viudas que querían vivir el llamado de Dios sin la rigurosidad de los conventos monacales.

La oposición del obispo de Lyon a este novedoso tipo de congregación les obligó a redactar una regla basada en la de san Agustín de Hipona. Después de una temporada atendiendo a las comunidades religiosas de su diócesis, fatigado por su gran labor apostólica, murió a los 55 años. En 1665 fue canonizado por el papa Alejandro VII, fijando la Iglesia Católica su fiesta litúrgica el 24 de enero. En 1877 recibió el título de Doctor de la Iglesia por la eminencia de sus obras y por su vida ejemplar. Así mismo, es considerado el Santo de la Amabilidad. Prueba de ello son las 33 piedras que obtuvieron de su vesícula biliar el día de su muerte, signo de los constantes esfuerzos por mitigar los corajes que hacía, siempre teniendo un rostro sereno o una sonrisa.

……………………………………………………………………………………………………………….

San Pedro Martir 3

SAN  PEDRO  MÁRTIR

Pedro de Verona (Verona, 29 de Junio de 1205 – Barlassina, 6 de Abril de 1252), conocido también como san Pedro Mártir, fue un religioso dominico y sacerdote, miembro del Tribunal del Santo Oficio y mártir italiano. Se lo considera el protomártir de la Orden dominicana.

Pedro nació en Verona, de una familia de cátaros, quizá relacionados con el gibelinismo veronés.

Estudió en una escuela católica en Lombardía, por entonces uno de los centros de la herejía, lo que marcó su educación. Tras estudiar en la universidad de Bolonia, ingresó en la Orden de predicadores (dominicos) de la mano de su fundador, santo Domingo de Guzmán, en 1221.

Inició una actividad apostólica intensa: predicó en el norte de Italia (Milán y Venecia) entre 1232 y 1234. Fue prior en Asti y Piacenza. En Milán fundó el monasterio dominico de San Pedro del Camposanto.

Luchando contra las creencias cátaras, se consagró a la formación cristiana de laicos, a la difusión del culto a la Virgen y a la creación de instituciones para la defensa de la ortodoxia católica.

En Florencia trabó nuevas amistades con los después también canonizados Alexis de Falconieri y los otros seis fundadores de la Orden de Siervos de María, los llamados servitas, siendo su consejero.

En 1251 gracias a sus numerosas virtudes, a ser un gran orador y predicador, a su gran conocimiento de la Biblia y a su severidad en su forma de vida, el papa Inocencio IV lo nombró Inquisidor de Lombardía y prior en Como. Desde que sus superiores lo nombraron en su cargo, evangelizó por toda Italia, predicando en Roma, Florencia, Bolonia, Génova y Como. La gente acudía a verlo y lo seguía, siendo las conversiones numerosas. Habitualmente arremetía contra los católicos de palabra y no de actos.

Murió asesinado el 6 de abril de 1252, el sábado de Pascua, al atravesar el bosque de Barlassina, en las proximidades de Séveso, cuando volvía de Como a Milán. Tenía 47 años. Su asesino, un tal Pietro da Balsamo, llamado también Carino, le dio un golpe de podadera en la nuca y una puñalada en el pecho. El crimen habría sido urdido por el obispo hereje Daniele da Giussano y algunos señores milaneses, entre ellos Stefano Confalonieri. El asesino entró posteriormente en la orden de los dominicos por los remordimientos que le produjo este acto.

……………………………………………………………………………………………………………….

 Beata Imelda Lambertini 1

BEATA  IMELDA  LAMBERTINI

Imelda Lambertini (Bolonia, c. 1320 – Bolonia, 12 de Mayo de 1333) fue una joven religiosa italiana, muerta a los 13 años de edad, según la tradición en un éxtasis durante su primera comunión. Fue beatificada en 1826 por el papa León XII, por lo que es usualmente conocida como la beata Imelda.

Magdalena Lambertini (quien cambiara su nombre a Imelda en religión) era hija del conde Egano Lambertini y de Castora Galuzzi, su esposa.

Aun siendo pequeñita, tenía una gran piedad, y hacía pequeños altares frente a los cuales oraba largamente. Tenía una gran admiración por Santa Inés de Roma. Su más grande deseo era el de recibir la comunión. Pero en esa época, los niños no tenían la autorización de comulgar solo hasta la edad de 14 años. Sin embargo, pedía insistentemente a sus padres que la ingresaran en el convento de las dominicas de Bolonia que aceptaba niños, quienes solo eran sujetos a una pequeña parte de la regla. Aceptaron, y Magdalena entra con las novicias del convento de Val di Pietra a los 10 años, donde toma el nombre de Imelda. Ahí, aun cuando no estaba obligada, seguía la regla con devoción y aplicación, suplicando a las religiosas y a su confesor que la dejaran comulgar, lo que ellos rechazaron, pues aún no tenía la edad permitida.

Llena de tristeza, un día, en la fiesta de la Virgen María la niña estaba en la capilla orando con las religiosas. Según se cuenta, en el momento de la comunión una hostia se elevó fuera del ciborio y se vino a detener sobre la cabeza de Imelda. El sacerdote se acerca con la patena y la bendice antes de dársela a consumir a la niña. Imelda se prosterna, y cuando las hermanas vinieron a revisarla para llevársela, la encuentran muerta con la cara en un éxtasis.

Los restos, incorruptos, de la beata Imelda, se encuentran en la Iglesia de San Segismundo en Bolonia.

Fue beatificada en 1826 por el papa León XII, autorizando su oficio litúrgico y Misa propia. Fue declarada patrona de los niños de Primera Comunión en 1910 por el papa Pio X quien, en ese año, decreta que los niños podrían hacer su primera comunión a una edad menor a la establecida anteriormente.

Cada año, el día 12 de Mayo se celebra en el convento su fiesta con toda solemnidad.

documento

09Blanco

12Blanco

11Blanco